Top de forma azul
Recursos Centro Chevron

Creación de relaciones

Chevron

Artículo

2/06/23

Actividad

Actividad

Reloj

4 minutos

Actividades para niños sobre la empatía

por Jessica Ragnio, MSW, LICSW, y Directora Clínica Asociada en Mightier

Forma azul
Niña y madre con cabras

El objetivo de muchos padres para sus hijos es que se conviertan en buenas personas capaces de sortear los obstáculos y desvíos de la vida con confianza. Hay muchas facetas para que esto ocurra, como que los niños aprendan habilidades para la vida que incluyen el pensamiento crítico, la resolución de problemas, la inteligencia emocional, las habilidades sociales y la autorregulación. Sin embargo, uno de los rasgos más importantes, y que parece difícil de enseñar, es la capacidad de mostrar empatía. Comprender diferentes experiencias y perspectivas es crucial para formar relaciones significativas y tendrá un efecto duradero no sólo en su hijo, sino también en las conexiones y relaciones que le ayudarán a vivir una vida impactante. Entonces, ¿cómo ayudar a los niños a aprender a ser empáticos?

Esto es lo que trataremos:

Qué es la empatía 

La empatía es la capacidad de entender cómo se siente alguien, aunque no se comparta la misma experiencia. Básicamente, es ser capaz de ponerse en el lugar de otra persona. 

La empatía consta de los siguientes atributos: 

  • Toma de perspectiva: Intenta pensar como otra persona para comprender su experiencia. 
  • No juzgar: Esfuérzate por no invalidar ni menospreciar la perspectiva o experiencia de otra persona.
  • Identifica las emociones: Presta atención a las señales no verbales o al lenguaje corporal para intentar comprender cómo se siente la persona. 
  • Comunicación: Expresa tu comprensión de su punto de vista y muéstrate dispuesto a discutirlo o validarlo.

¿Por qué es importante que los niños aprendan a sentir empatía? 

Fomentar la empatía en los niños pequeños es una parte crucial de su aprendizaje socioemocional y puede influir significativamente en su capacidad para establecer vínculos con sus compañeros y familiares, participar en la resolución de conflictos y comprender la relación causa-efecto entre el comportamiento y los sentimientos de los demás. 

Incluso los niños pequeños pueden entender y apreciar el poder que supone reconocer que alguien está triste y hacer un esfuerzo por animarle. Enseñar empatía es una forma de inculcar amabilidad, comprensión y compasión, rasgos importantes a cualquier edad.

Actividades para fomentar la empatía 

Aunque muchos niños desarrollarán y practicarán la empatía por sí solos y a través de diversas experiencias vitales, puede ser útil incorporar algunas actividades divertidas en su día a día para ayudar a despertar la curiosidad y la comprensión de la empatía. Explora las siguientes formas de desarrollar habilidades emocionales que ayudarán a los niños a comprender mejor la importancia de la empatía: 

Hora del cuento

A los niños de todas las edades les encantan los cuentos, y los personajes y las tramas son una forma fácil y eficaz de presentarles nuevas situaciones, emociones y problemas. Tómese un descanso mientras lee para preguntar a su hijo qué sentimientos puede estar experimentando un personaje, qué podría decir otro personaje para reconocer esas emociones, o pídale que identifique y explique las expresiones faciales o el lenguaje corporal representados en las ilustraciones que pueden servir como pistas contextuales. 

Rostros y sentimientos

Muchos niños pueden tener dificultades para leer las expresiones faciales, sobre todo a medida que se van matizando. La diferencia entre las expresiones de alegría y tristeza es bastante obvia, pero hay cierto solapamiento entre las características de otras emociones, como preocupado y enfadado, que puede dificultar un poco la interpretación de estas emociones. Haga un esfuerzo concertado para practicar la expresión e identificación de emociones y expresiones faciales. Puede turnarse para representar las emociones y adivinarlas, crear fichas con recortes de revistas de diferentes expresiones o utilizar películas o libros para ayudar a su hijo a practicar la identificación de estas emociones. 

Actos de bondad al azar 

La alegría que produce animar a alguien es una experiencia que se puede vivir en todas las edades y etapas. Ayude a su hijo a identificar a un miembro de la comunidad, un grupo, un familiar o un amigo y piense en cosas bonitas que podría hacer por ellos. Ya sea hornear galletas para los bomberos o lavar el coche de la abuela, mostrar a su hijo que tiene el poder de influir positivamente en los demás puede tener un efecto duradero en su capacidad y voluntad de hacerlo. 

Mindfulness 

La atención plena, en su forma más sencilla, consiste en cultivar la conciencia y el aprecio por el momento presente. Practica la atención plena con tu hijo leyendo libros sobre la práctica de la atención plena, participando en una breve sesión de meditación guiada a través de YouTube o tomándote un momento al aire libre para pedirle que tome conciencia de cómo sus pies conectan con la tierra, qué sonidos oye o cómo siente el sol en la cara. Aunque esto puede no parecer directamente relacionado con la empatía, practicar la conciencia situacional es un componente clave para reconocer y conectar con las experiencias de los demás. También es una forma estupenda de ayudar a su hijo a identificar y practicar formas de gestionar las grandes emociones.

Juegos de rol 

La práctica hace al maestro, y eso incluye las habilidades sociales. Túrnese para representar distintos papeles con su hijo. Inventen distintos escenarios, en los que uno de los dos haga de protagonista y el otro de amigo solidario. Por ejemplo: 

  • Hacerse daño en el patio de recreo 
  • Sorprender con un nuevo cachorro 
  • No tener con quien jugar en el recreo 
  • Esperar a que lleguen los invitados a tu fiesta de cumpleaños 
  • Que se te caiga el helado al suelo 

Exagere sus expresiones faciales y su lenguaje corporal cuando haga de protagonista, y comente qué partes de la conversación le han resultado especialmente útiles y sugiérale cómo mejorar. Haga el tonto y diviértase cuando haga esto con su hijo. Pídales que utilicen escenarios falsos o escenarios reales que hayan vivido para practicar más.

¿Cómo puedes modelar la empatía como adulto?

Una de las mejores formas de ayudar a su hijo a desarrollar la empatía es demostrarla a través de sus propias acciones y comportamientos. Empatiza con las experiencias de tu hijo y valida sus pensamientos y sentimientos constantemente. Cree el hábito de preocuparse por los demás a través de experiencias de voluntariado o trabajo comunitario para dar ejemplo de la importancia y el valor de estar al servicio de los demás. 

Por último, pero no por ello menos importante, tómese su tiempo y haga un esfuerzo por practicar el autocuidado y la autorreflexión. Comparte con tu hijo tus experiencias con estas actividades de autocuidado y ayúdale a explorar qué puede ayudarle a sentirse bien consigo mismo. Cuanto más en contacto estés con tus propias necesidades y emociones, más fácil te resultará ayudar a los demás con las suyas.

Relacionado:

Corazón Corazón lleno

Como este artículo

Forma azul
Forma Azul Derecha Forma azul Parte superior izquierda Forma azul Parte superior derecha Azul Forma Izquierda Azul Forma Izquierda
Kit Mightier

Más información Mightier

Accede a nuestros juegos, al apoyo del equipo de atención familiar y a una comunidad conectada de familias que será incluso Mightier contigo en ella.

Vea cómo funciona
Azul Forma Izquierda Forma Azul Derecha

Artículos recomendados